15 características de las personas resilientes.

¿Qué es la resiliencia?

foto de 1985 mostrando loa daños causado por el terremoto de ese año en la Ciudad de México, con la Torre Latino Americana al fondo de pie.
Desastres naturales son unos de los eventos más
traumáticos que viven las personas

Diremos que es la capacidad de adaptación o recuperación de un ser vivó, una organización, ciudad, población, material, y otros; para recuperarse de un evento traumático, perturbador o que alterar el estado habitual. Un terremoto es de este tipo de eventos; la capacidad de respuesta de una persona, de la población, de la ciudad, del país para sobreponerse del mismo es lo que se llama resiliencia. Una mayor resiliencia nos permite tener una mayor recuperación. Una menor o nula resiliencia, limita o imposibilita la recuperación ante estos eventos. Puedes consultar el significado de resiliencia aquí https://dle.rae.es/.

Ya hablando de nosotros, en el transcurso de nuestra vida vamos enfrentando diversas situaciones, algunas son resultado de nuestras decisiones, otras externas, resultado de diversos factores que con lleva el vivir. Entre más resilientes seamos más rápido reaccionamos y mejor preparados para recuperarnos de estos.

Esta rapidez implica reducir el tiempo en el que solucionas y te recuperas del evento; siendo un lapso menor en el que ya puedes seguir con tus planes, sueños y metas que tenías previamente. Tiempo valioso si pensamos que hay personas que no sólo tardan mucho en seguir con su vida, hay personas que no logran superar algunos de los reveses que nos vamos encontrando en el caminar por nuestra vida y se olvidan de todo eso.

Al final lo podemos resumir si nos reponemos y salimos fortalecidos, o fracasamos y nos quedamos estancados.


Las personas que van desarrollando una mayor resiliencia empiezan a ver que su vida deja de ser difícil, y empieza a ser una vida en la que hay momentos pesados. Llevan momentos o situaciones complicadas de una forma diferente a los demás, los puedes notar optimistas, alegres, en general de buen ánimo o humor, sus problemas no son la justificación de malas caras, actitudes, enojos, descuidos, irresponsabilidad, entre otros. Tampoco dejarse vencer por estás situaciones y abandonar sus vidas, familias y sueños amparados en el discurso de por lo que vivieron.

joven sentado en la calle, apoyado contra la pared con la cabeza hundida entre los brazos apoyados cobre las piernas.
La depresión puede ser resultado de una baja resiliencia.

Son personas que saben que la su vida no será toda de color de rosa o un cuento de hadas, que en cualquier momento se puede desatar una tormenta, pero también ya aprendieron primero como sobrevivir a una tormenta, y segundo que está tarde o temprano pasara.


¿Cómo ser más resiliente?

Quieres ser capaz de sobreponerte a las situaciones y adversidades que tienes que vivir, de poder aprender de ellas, y aprovechar este conocimiento para ir desarrollando tu potencial personal.

Para ser resilientes o más resilientes es necesario un compromiso verdadero, ya que no viene por deseo o por simplemente quererlo. Necesitamos practicar la resiliencia para poder irla aumentando. Al no ser una característica innata, que heredemos o tenemos genéticamente, es algo que debemos aprender y poner en práctica día a día.

Es importante mencionar que hay características que permite que algunas personas sean resilientes más fácilmente. El buen ánimo, el ser optimista, el tener padres o personas cercanas que sea resilientes y desde pequeños hayamos podido por imitación aprender su actitud ante la vida y sus reacciones ante diversas circunstancias que se les fueron presentando.

faro en roca
Los faros son ejemplo de resiliencia. Algunos han soportado tormentas por siglos siguen cumpliendo su función.

Quien no haya tenido este tipo de vinculo o experiencia con personas resilientes, y tal vez hasta haber estar expuestos al comportamiento de alguien con poca resiliencia, no implica de ninguna manera que no pueda aprender y aumentar su resiliencia.

Con lo anterior podemos definir que las personas resilientes no nacen, sino que se van haciendo así mismas por el aprendizaje que diferentes situaciones de la vida les van dejando. Este aprendizaje no es igual para todos; por lo que podemos tener a dos personas que vivieron la misma situación, pero su carácter, el momento, quienes estaban con ellas, etc., son variables que causaran que su experiencia sea diferente y en consecuencia el aprendizaje.

la imagen de una ola
Según nuestra resiliencia cada quien veras las cosas de diferente manera. Un surfista ve una oportunidad, otros tal vez un peligro.

Hay personas que por sobrevivencia deben reaccionar muy rápido a una situación porque no tienen otra opción, esto le dará un aprendizaje diferente al de una persona que viviendo algo similar no debe tener una reacción tan rápida o urgente.

Por ejemplo: pensemos en dos personas, cada una pierde un familiar importante en su vida. Entendemos que ambos deberán superar la perdida, vivir su duelo, entre otras; pero si para una de ellas este suceso implica perder los ingresos económicos con los que vive la familia, no será igual, que a quien la perdida no implica ninguna afectación económica. En el primer caso la persona deberá superar con mayor rapidez la pérdida para poder enfrentar una situación que implica un problema, el no tener recursos para mantener a la familia.

Sobre ponerse a ciertos eventos requiere una resiliencia que podríamos considerar sobre humana.

De igual forma veremos personas que estando al límite se superan y salen adelante, son más resilientes para el futuro; mientras otras deciden no hacerlo. A veces estas últimas buscan que alguien les solucione la situación.

Estás son las características de las personas resilientes:

  1. Una personalidad equilibrada.
  2. Poseen una autoestima sana y alta.
  3. Su autopercepción es real.
  4. Confían en ellas.
  5. Son conscientes de sus capacidades y limitaciones.
  6. Objetivas y ven las cosas como son.
  7. Saben salir de su zona de confort y no les da temor.
  8. Son flexibles y no les estresa enfrentarse a nuevas experiencias.
  9. Saben afrontar y encontrar la forma de superar las dificultades de la vida.
  10. Pueden encontrar ventajas, oportunidades o posibilidades para superar cada situación.
  11. No renuncian a vivir experiencias o momentos por la idea de que habrá problemas.
  12. Saben usar la experiencia para evitar repetir viejas situaciones y para superar nuevas.
  13. Se sienten cómodos ante situaciones inesperadas.
  14. Tiene un alto nivel de creatividad.
  15. Tienden a ser personas positivas y optimistas.
Cada amanecer la oportunidad de un día para crecer.

Si vas procurando desarrollar estás características en tu persona podrás ir viendo como tu percepción de ciertos eventos y momentos cambia. Estos te estresan menos, vas sintiendo como tu confianza para superar momentos difíciles va creciendo y tu apreciación de la vida ira cambiando; disminuye la preocupación, aumentan los buenos momentos. Al final estás son al

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *