El poder que tiene la mujer para crecer en el trabajo y ser un empleada rica

Ser empleada, y millonaria.

Ser empleada no impide, que seas millonaria.

Ser empleada y millonaria. Si crees que si eres empleada no serás millonaria. Porque eso es para empresarias o dueñas de negocios. Déjame decirte que no es así, una empleada puede ser rica, y porque no millonaria.

No es el puesto en el que estás, es la actitud con la que vives. Ciertamente hay puestos mejor pagados, y para acceder a ellos debes de tener la actitud correcta. La de la empleada que quiere ser millonaria

“No importa si eres jefa o empleada… tu mentalidad te llevará a ser millonaria…”


La mentalidad, te llevara a ser empleada millonaria.

En el cerebro generamos nuestros pensamientos. Con ellos creamos entre otras cosas nuestra mentalidad y actitud.
Es el cerebro donde están las creencias que forman a tu mentalidad y actitud.

Es el conjunto de creencias y costumbres que forman tu pensar, juicio y actuar. La forma como reaccionas ante un suceso. Sin embargo, ante el mismo hecho; cada uno tiene una reacción diferente, así ríen, lloran o se enojan según su visión.

Recuerdo el momento en un restaurante en el que se cayó una charola al suelo con todo y platos. Hizo un gran estruendo, que provocó que todos voltearan para enterarse de lo sucedido. Hasta aquí un hecho, y desde aquí la diferencia. ¿Qué hizo la persona a la que se le cayó? Ya que esto es lo importante. Dejemos a la protagonista de la historia y reflexionemos en lo siguiente.

Pudo salir corriendo, dejar todo tirado o levantar rápidamente las cosas. Así mismo pudo enojarse, llorar, reírse o apenarse. Pudieron venir a ayudarla o regañarla, y como reaccionó ante esto.


Y lo más importante. ¿Qué paso después del percance?

¿Regresó a sus actividades o no? Si lo hizo. ¿Su actuar era normal o nervioso?

Usando este hecho, hagamos un ejercicio. Imagina que te pasa a ti. ¿Cómo reaccionarías?

La actitud con la que desarrollas tus actividades, aun después de una situación crítica será la que te abra las puertas en tus trabajos.
Es la actitud, ante una situación de estrés dónde se nota tu mentalidad y actitud en la vida.

La respuesta no es calificar si estás bien o mal. Es reconocer que podemos reaccionar y actuar de muchas maneras. Estas nos llevan a situaciones y resultados. Y lo importante es aprender cuales nos llevan a lograr lo que queremos. Lograr ser una empleada millonaria.

Para muchos el percance y lo que rompió son las razones por las que esa persona verá afectado su desarrollo laboral en esa empresa. Nada más lejano a la realidad, es la forma en la que actuó después la que marcará su camino. No sólo en ese lugar, sino en cualquiera al que vaya a laborar.


Las acciones que hacen una empleada, millonaria.

Pequeños detalles hacen la diferencia. Pequeños, aunque importantes. Como resultado serán estos los que te abran las puertas a crecer en tu trabajo. Por lo tanto, llegan aumentos, ascensos, oportunidades de nuevos trabajos, recomendaciones y jefes que no querrán que te vayas. Dándote esto una mejor posición para negociar.

Ama el negocio.

Ama a lo que te dediques, lo que hagas, en donde trabajes. Para trabajar en un restaurante ama cocinar, lavar, atender a las personas; y si es una tienda ama los productos que venden y el servicio a las personas; tal vez en un taller, entonces ama reparar, limpiar y ajustar los artículos que ahí se arreglan; o puede ser en una oficina, ama la actividad que haces en la empresa y el giro de la empresa.

Conoce la historia de la empresa.

La empleada rica debe conocer el negocio desde sus inicios.
La empleada millonaria debe conocer el negocio desde sus inicios.

Sea un pequeño negocio familiar o una gigantesca trasnacional. En la historia de este está el alma del fundador. El motivo para iniciarla, así como todo lo que vivió para llegar a ese punto en el que tú te sumas. Los éxitos y fracasos. Recuerda que conocer la historia te permitirá evitar repetir errores y anticipar sucesos.

Esto te dará una visión de porque estás ahí, lo que puedes y debes aportar que nadie ha hecho aún, lo que te permitirá desde ya empezar tu crecimiento en la empresa.


Conoce la historia de tus compañeros.

Primero aclaro que con esto de ninguna manera me refiero a indagar en la vida privada de ellos. Claro está que es la historia de ellos en la empresa.

  • ¿Cuándo llegaron?
  • ¿Por qué les interese trabajar en ella?
  • ¿Cuál es el desempeño y desarrollo que han tenido?
  • ¿Sus aportaciones?

Por esto tienes que observar, su actuar da mucha información; además habla con ellos, siempre conoce la historia de primera mano; Ciertamente rehúye los chismes y las historias de oficina, sobre todo si en estas no se habla bien de las personas.

Conocer a tus compañeros de trabajo te posiciona más rápido a ser una empleada rica.
Conocer a tus compañeros de trabajo te posiciona más rápido a ser una empleada millonaria.

Esto te ayudara a conocer quien:

  • Ama la empresa.
  • Sólo está por recibir su cheque.
  • De paso mientras consigue otra cosa.
  • Sólo se queja de las cosas.
  • Entre otras.

Como resultado de lo anterior verás como se abre un camino para crecer en la empresa. Mientras tu descubrirás una autopista, los demás ni siquiera verán una vereda.


Haz quedar bien a tu jefe.

Reunión de trabajo, en la que puedes hacer quedar bien a tu jefe, y a tus compañeros de trabajo.
Dejar bien a tu jefe es un punto importante para tu crecimiento laboral.

Tú crecimiento en la empresa estará ciertamente ligado al crecimiento de tu superior inmediato. A partir de tu ingreso en la empresa una opción de crecimiento es ocupar el puesto de tu jefe. Para eso el puesto tiene que quedar vacante. Las opciones para que esto suceda son:

  • se va de la empresa
  • lo corren, o
  • tiene un ascenso.

Primero, si se va de la empresa por decisión propia es porque le ofrecen algo mejor. Si eres alguien que lo ayuda a crecer, buscará seguramente llevarte con él o ella. Y seguramente también será una mejor oportunidad para ti.

Si lo corren, las opciones de que el puesto sea tuyo no son tan seguras, ya que habrá más interesados, y si no tienes quien te recomiende puede ser que no lo logres. Si además fuiste causante de que lo corrieran con la intención de tener su puesto, lo logres o no, todos los niveles superiores buscarán como aislarte antes de que les causes lo mismo.

Al lograr un ascenso, y más si este es porque tú lo apoyaste. ¿A quién crees que deseará tener en ese puesto? ¿A quién promoverá o verá promuevan en esa cadena de ascensos? Querrá hacer equipo con quien lo apoya, le da crédito, lo deja bien con clientes y superiores.

Contrario de lo que puedas creer, aunque le des crédito por lo que tú hiciste, todos en la empresa sabrán quien es quien hizo las cosas. Y no sólo tu jefe te querrá en la empresa, los jefes de tu jefe, y demás miembros del equipo.

Esta es una de las mejores formas de empezar tu carrera de empleada millonaria.


Conoce al personal de la empresa.

Algunas empresas son pequeñas y todos los empleados se conocen; sin embargo, según te desarrolles irás creciendo seguramente a empresas donde el personal que labora ahí será mayor y no será fácil que se conozcan todos por el trato diario.

Puede que pienses que no es necesario conocer más que al personal con el que tienes que interactuar. Seguramente la mayoría piensa lo mismo, y es por eso qué no son empleados ricos, menos millonarios.

Nunca sabes quién puede enseñarte algo de la empresa, o te ayude a crecer. Imagina una persona que nadie toma en cuenta. Tú, la saludas y le preguntas ¿Cómo estás? Como resultado de lo anterior el día que esa persona vea una situación o problema. ¿A quién se lo dirá? Si tú comunicas la situación, o aún mejor la solucionas. Serás la heroína de la semana.

El conocer a las personas, te permite saber algo que no saben o se les complica. Algo simple como cargar de papel la copiadora, guardar un archivo en la nube, cambiar el cartucho de la cafetera. Si tú le enseñas, estas creando una red de aliados, en un entorno normalmente hostil donde pocos ayudan al vecino.

Observa a la competencia.

Sea o no tu área de trabajo, siempre debes estar atenta a la competencia. Ya que así aprenderás de ella.

Investiga su historia, cuando y porque progresó; o tal vez lo contrario. Cómo resultado de que creció, porque se fundó o cerró. Esta es una información muy importante.

Cuando se ofrezca podrás dar soluciones, ideas y opiniones, que la mayoría no tendrá. Es por ello por lo que te volverás valiosa y necesaria para la empresa.

De la misma forma te vuelves valiosa para las otras empresas del sector. Ya que apreciarán tu conocimiento, y la ventaja de tenerte en su grupo.

Analiza la mercadotecnia.

El objetivo de un negocio es generar ganancias. Para esto, primero tiene que promover sus productos o servicios; y después concretar las ventas. Y para eso existe la mercadotecnia.

En la actualidad son los medios digitales y las redes sociales, las que dominan este sector. Por ello es vital, revisar los resultados de las campañas. Tanto propias, como de terceros. Ya que es aquí donde está el balance entre la inversión de una campaña y las ventas.

No requiere ser esta tu área de trabajo. Siempre hay oídos para ideas de cómo ganar más dinero. Y si tú las generas, y las ventas suben; para ti también subirán los ingresos.

Se la empresa.

Ponte la camiseta. Vuélvete la empresa, no seas alguien que va de 9:00 a 18:00, hace lo que le toca y se olvida de lo demás. Más bien sé quién además de lo suyo, está dispuesta a aprender. Sabrás más de la empresa, por esto serás quien consulten para hacer o deshacer.

Al contrario de tus compañeros tendrás el conocimiento de diversas áreas o divisiones; y podrás crear ideas integrales. Con lo cual se produce un beneficio general. Del mismo modo, podrás dar soluciones a problemas que algunos ni siquiera saben que existen.

Conoce tu valor.

Y no me refiero al valor que se necesita para enfrentarte a un dragón con una espada. Me refiero a el valor de tu trabajo. Cuánto vale en dinero lo que tú haces. ¿Lo sabes?

La mayoría no sabe el valor de su trabajo, y considera que vale el sueldo que le pagan. Sin embargo, las cosas no son así. Sobre todo, si implementaste los puntos previos.

Mostrar una mujer empleada empoderada y fuerte. Segura de lo que vale.
Reconocer tu valor, empodérate, no dejes de subir y alcanzar tus metas.

Busca trabajo en otra empresa; ve cuanto pagan por lo que tú les aportarás. Después habla con tu jefe, y dile que te ofrecen un trabajo y lo que te pagan. Seguramente buscará que se te pague lo que te ofrecen o algo más. Si lo anterior no se logra, tú ya tienes una oportunidad dónde seguirás creciendo en tu objetivo de ser una empleada millonaria.

Un negocio o empresa que encuentra una persona que, además de solucionar problemas, da ideas para mejorar e impulsar ventas; ciertamente la compensarán económicamente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *