Inicia tú día para tener éxito.

Descansar.

Dormir es una necesidad, no un lujo.

La forma en la que iniciamos el día es responsable en gran parte de los resultados que tendremos en el resto del día.

Primero lo más importante haber dormido las horas necesarias para recuperarnos, que el despertarnos temprano. Ya que no sólo es no sentirnos cansados. La mayoría de las personas en edad laboral o activa requieren al menos entre 7 y 8 horas diarias de sueño; ya que el cerebro se recupera y regenera mientras duermes, las horas no dormidas no se recuperan y tu cerebro lo resiente. Además de que descansemos físicamente el cuerpo, en este periodo nuestras células se regeneren adecuadamente, al igual que el cerebro, y poder estar a toda nuestra capacidad al iniciar la jornada.


Después es importante que realicemos cualquiera actividad que nos ayude a iniciar el día con una actitud relajada y pensamientos positivos.


Buscarte te dejara aprendizaje.

Meditar.

Para lograr eso tenemos muchas opciones y podemos elegir la que vaya con nosotros. Puede ser meditar, rezar, enfocarnos en la respiración, estar en un ambiente relajado que nos de tranquilidad y nos permita poner la mente en blanco. Encuentra la que mejor te funciona.

Empezar el día con pensamientos positivos, inspiradores, creadores hacia nosotros mismos es muy importante; ya que fortalece en nuestro cerebro estas cualidades, las que son más fácil de mantener durante el día. Palabras que nos motivan a lograr nuestros objetivos de este día, eliminan miedos, y ayudan a buscar el ser feliz por hoy.

Estas frases pueden ser basadas en lo que deseamos lograr durante la jornada, la semana o un periodo de tiempo mayor, según tengamos diseñada nuestras metas y objetivos.


Estas frases pueden ser:

  • Soy una persona creativa que soluciones problemas.
  • Aprende cosas nuevas.
  • No participare en conversaciones negativas.
  • Hoy voy a enseñar a un compañero de trabajo algo que no sepa.
  • Soy extrovertido y no tengo problemas relacionándome con los demás.
  • Hoy me ejercitare caminando una cuadra.
  • Hoy comeré saludable evitando golosinas.
  • Llevaré la reunión de trabajo adecuadamente, para obtener resultados positivos con los clientes.
  • Hoy voy a ver lo positivo de las personas y se lo diré.
  • Hoy seré agradecido con mi trabajo, familia cada cosa que tengas

Cuando nos digamos las frases, ayuda que nos visualicemos logrando eso que deseamos. Visualicémonos cuando ya hayamos logrado ese propósito, enfócate en lo que sientes tu cuerpo. Debemos sentir en nuestro cuerpo la sensación que nos dará haber alcanzado la meta.

Lo importante de visualizarnos es vernos ya con el objetivo cumplido.

Visualizarte y sentir el haber logrado tu meta o sueño, es una gran herramienta que ayuda al cerebro a lograr cosas.

Ejercicio

Tenemos que activar nuestro cuerpo, hacer ejercicio es una buena opción.

Los gimnasios no son para todos, pero eso no significa no hacer ejercicio.

No es ir al gimnasio o volvernos corredor de maratones. Si podemos tener una rutina de ejercicios, ayuda mucho. Pero no es imprescindible.


Cosas como:

  • Subir o bajar escaleras en lugar de usar elevador o las escaleras eléctricas.
  • Caminar en lugar de usar el coche.
  • Dar una caminata por un parque o plaza.
  • Tal vez usar una ruta más larga para llegar a donde vamos.

Las escaleras el ejercicio que podemos hacer mientras realizamos otra actividad.

La actividad física se vuelve adictiva, ya que le damos la oportunidad de estar en nuestras vidas por un tiempo. Después de hacer ejercicio, esa cuadra extra, o el subir la escalera, nos sentimos orgulloso de lograrlo, y nuestro cuerpo también va sintiendo el beneficio de la actividad y nos lo va pidiendo.

Evitemos ser sedentarios. La actividad física nos traerá salud; además cuando lo hacemos la sangre fluya por todo nuestro cuerpo, este, incluido el cerebro se oxigenan mejor, tienen más nutrientes y energía; por lo que funcionan mejor. Y eso en alguno momento lo notaremos y nos traerá mejores resultados en nuestras actividades diarias.



Actitud.

Las acciones y reacciones de las personas dependen de su mentalidad y actitud, si nosotros empezamos nuestros días realizando estos pequeños actos, nos daremos cuenta de los resultados que obtendremos. Cambiará la forma en que algunas personas se relacionan con nosotros.

Con actitudes positivas creces.
Las actitudes negativas enferman.

La actitud es la que hará que nos riamos de nosotros mismos, en lugar de hacer un coraje que nos lleve a un infarto. Nosotros sonreiremos, en lugar de estar enojados.

Por lo que según es nuestra mentalidad, serán nuestras acciones, y según nuestras acciones será nuestra vida.


Alimentación.

Y finalmente algo que no debemos olvidar es un buen desayuno, y esto no significa comer grandes cantidades de comida, sino que nos alimentemos sanamente, en proporción y calidad. Un desayuno que contenga fruta, frutos secos y alguna proteína animal nos dará los nutrientes y energía para permitir que tengamos el inicio de un día exitoso.

Desayunar un placer que cambiara el inicio de tu jornada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *